CASO 1

PACIENTE ADOLESCENTE CON CANINOS INCLUIDOS

Acude a la consulta una paciente de 12 años cuyo motivo de consulta es que hace tiempo que le han caído los caninos de leche y aún no han erupcionado los definitivos.

Al realizarle una exploración radiográfica encontramos como los caninos maxilares están impactados, es decir, no han podido erupcionar porque se encuentran “empotrados” contra otro diente, debido a un patrón de erupción anormal. Esta patología se presenta de una forma relativamente frecuente en la consulta y está demostrado que se debe a motivos genéticos más que a otros factores como la falta de espacio en la arcada.

Al ser el canino una pieza de extrema importancia, ya que guía los movimientos de masticación, está indicada la tracción ortodóncica siempre que sea posible. Para ello se realiza una técnica quirúrgica denominada fenestración, que es abrir una ventana en la mucosa del paladar para colocar un aditamento a la pieza impactada desde el cual traccionar.

PRETRATAMIENTO

TRACCION DE CANINOS

FIN DEL TRATAMIENTO